El Espíritu Santo

El Espíritu Santo es persona espiritual.

Juan 14:16-17. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Juan 16:7-13. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; más si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí; de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

El Espíritu Santo es el sello de parte de Dios, como garantía de que Él va a cumplir su palabra de perdón de pecados y vida eterna en Cristo.

Efesios 4:30. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

El Espíritu Santo tiene sentimientos.

Isaías 63:10. Pero ellos se rebelaron y contristaron su Espíritu Santo, por lo que se tornó en su enemigo y guerreó contra ellos.

El Espíritu Santo NO es paloma… descendió como paloma, o sea suavemente.

En las traducciones o versiones al español que conocemos y tenemos aparece la palabra en “forma corporal”, pero en los originales o copias que estan en griego no aparece de esta forma. Y aunque la mayoría de las personas no saben este idioma pueden buscarlo en una biblia paralela de griego al español y podrán corroborar esta información que ha distosionado tanto este versiculo.

Lucas 3:22. … y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

El Espíritu Santo quita el velo para que las personas puedan conocer el mundo espiritual y el mundo espiritual de Dios.

2ª Corintios 3:16-17. … pero cuando alguno se convierte al Señor, el velo se va quitando, porque el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad.

Juan 14:26. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

El Espíritu Santo habita en quien cree en el Señor Jesucristo.

Juan 7:37-39. En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

El Espíritu Santo es una promesa tanto del Padre como del Señor Jesucristo.

Juan 14:16: Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:…

Juan 16:7. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

El Espíritu Santo es el consolador enviado a quien cree en el Señor Jesucristo.

Juan 14:16-17. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Juan 14:26. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

El Espíritu Santo da testimonio a cerca del Señor Jesucristo.

Juan 15:26. Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

AddThis Social Bookmark Button