El Pecado

La palabra pecado, es un término hebreo y significa errar al blanco, no atinar, es como cuando se tiene un arco y al disparar no se da en el blanco con la flecha.

Esta palabra, la tenemos prostituida porque lo que es desagradable en un momento dado, nos parece feo o tal vez inadecuado, a eso lo llamamos pecado; si está lloviendo y vamos a salir decimos “¡Ay que pecado!”, si vamos por la calle y vemos que alguien se cayó “¡Ay qué pecado, se cayó!”, si vemos que alguien tiene un dolor de muela “¡Ay qué pecado, cómo está sufriendo!”. Estos no son pecados.

La palabra pecado tiene que ver en La Biblia con Dios. El pecado no tiene que ver con el aire, con dolores o situaciones, sino con Dios. Toda desobediencia a lo que Dios dice, es pecado, es llevarle la contraria a Dios, desobedecerle.

Continuar el estudio haciendo clic en este enlace 

Ampliar concepto en Libro: Dios de Pactos, estudio 1 (pag. 39)

AddThis Social Bookmark Button