La Ley

Ley es una orden, un mandato, entonces: ¿Qué será la Ley de Dios? Son todas las órdenes y mandatos que Dios ha dado. La Ley de Dios es una, compuesta de una serie de mandamientos u órdenes. Si yo quiebro un mandato de la Ley, la quiebro toda. No quebré todas sus órdenes, solo punto, pero quebré toda La Ley. 

¿Qué es quebrar La Ley?, es desobedecer. Si yo desobedezco un mandato de La Ley, (es lo que se llama pecado) ya desobedecí a La Ley, ya quebré La Ley. El Señor Jesucristo en Santiago 2:8-11 dice: “Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores. Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley”. 

Por ejemplo: si yo le rasgo la punta a una página de un libro, rasgo la página y si la rasgo por la mitad, rasgo la página, es indiferente si la rasgo por la mitad o por la punta, por ende también está rasgado o dañado  el libro aunque sea por una sola página del mismo.

Desobedecer un mandato de Dios es lo que se llama pecado, por lo tanto, desobedecer La Ley, es pecado. Todo el que desobedece un solo punto de La Ley, peca. Ahora para saber y conocer qué dice La Ley de Dios es importante leer su palabra, consignada en La Biblia, de esta forma se puede conocer qué cosas dice Él son pecado.

Ahora, es importante que saber que las personas que creen y aceptan la persona y la obra del Señor Jesucristo como Dios y Salvador, que siendo Dios se hizo hombre, murió en una cruz por todos los pecados del ser humano, que resucitó, está vivo y prometió que va a volver, si la persona cree esto, Él la salva, hace un nuevo pacto con este creyente y por lo tanto, está en otra Ley, la ley de la gracia, la cual no es por obras ni comportamiento. 

Ampliar concepto en Libro: Dios de Pactos, capitulo 1 (pág 40)

AddThis Social Bookmark Button